...Receta para la felicidad:

Liberarse del apego aprendiendo a mirar el rostro de la muerte.

No existe otro momento para vivir más que este; y se te puede escapar...

Sueños que se hacen realidad

Vivimos en un mundo de creaciones conscientes donde cada ser es libre de realizar su camino. Donde nuestra mente y emociones enfocadas, crean realidades, crean nuestro mañana. Ajenos a esto las personas creamos situaciones límite, problemas, miedos, enfermedades, incluso guerras, creamos más sufrimiento.

A veces creemos que otros sufren los conflictos, y los sufrimos todos, los creamos todos, los olvidamos todos.

En la vida todos colaboramos en cada acto, creándolo en nuestra mente y nuestro ser previamente.

Si hoy viste enfermedad en los ojos de tu compañero de tren, olvida todo lo que pensaste, lo que sentiste o juzgaste, olvida tu miedo, busca por qué crees que alguien pueda vivir la enfermedad, plantéate porqué existe la enfermedad dentro de ti, en tu mente, en tu conciencia, en tu interior. Qué parte de ti sientes que está enferma. Y ama a esa persona con todo tu ser, por mostrarte esta parte de ti que te ocultas, pídele perdón porque colaboraste en esa creación que sufre, es una creación compartida.

 

Si hoy viste a alguien sufriendo, entrégale tu mirada compasiva, no un amor con pena, sintiendo pena por su dolor, eso no es amor, entrega tu corazón porque esa persona sufre una creación que hay en ti, en tu mente, en tu orgullo. Eres co-creador de su sufrimiento, asume esa responsabilidad. Y ama a esa persona que decide manifestar físicamente esa realidad para poder afrontarla y sanarla en su interior. Admírala por su fortaleza.

Vivimos en un mundo de creaciones conjuntas. ¿Pero qué pasaría si todos sintiésemos y viviéramos la vida desde la unión, en compasión, en realidades donde cada uno es libre y todos compartimos y entregamos? ¿La vida no sería diferente? Muchas personas que lean este artículo pensarán que ellas ya están pensando y sintiendo así, y a través de este artículo comprobaremos dónde realmente están puestos nuestros sueños y creaciones mentales.

Vamos a comenzar con lo básico, nuestras peticiones al Universo.

Para realizar el siguiente ejercicio necesitas dos hojas de papel y un lápiz. Déjate un tiempo para buscarlas, para preparar el lugar. Tal vez quieras poner una vela para que te de luz y que los guías te iluminen en este trabajo, tal vez quieras poner un incienso para purificar el lugar.

Necesitarás media hora de tu tiempo para hacer este trabajo tranquilo, dedícate a esto intentando tomarlo en serio y el trabajo de a continuación tendrá mucha más fuerza.

Creaciones mentales

Igual que si vieses una estrella fugaz, con la misma alegría y entusiasmo, pide un deseo. Desea todo aquello que necesitas y sientes que te falta, desea todo lo que crees que la vida ha de traerte. Y pide con toda tu ilusión, con todo tu corazón. Aprovecha la energía angélica, la energía de crecimiento de este momento. Eres libre de pedir.

Ahora coge un papel y escribe aquello que has pedido, punto por punto, con buena letra, sabiendo que los ángeles van a leer tus peticiones. Intenta ser concreto en tus palabras para que la energía vaya dirigida a aquello que anhelas y observa toda la fuerza que pones en esas peticiones.

No temas los juicios de otros, puedes gritar con fuerza tu sueño al Universo. Y observa tus sueños según los formulas, tienen toda tu energía y la energía que te impulsa en esta vida. Es posible que sean peticiones que llevas haciendo años, es posible que sean cosas que sientes que necesitas para vivir.

Escribe…

Tal vez estés pidiendo con rabia por no haber logrado lo que anhelas en el pasado en tu vida. Puede que pidas con sentimiento de que aquello que quieres es justo y lo que ahora vives es injusto. Quizá pidas intentando mostrar lástima al cielo, intentando que el Universo, cuando te vea, sienta que realmente mereces aquello que estás pidiendo. Es posible que pidas con orgullo, tú mereces todo lo que has escrito, si fueses el Universo lo detendrías todo hasta que lograses lo que pides. Tal vez pidas sin fuerza, curioseando qué es lo que ocurrirá, si se cumplirá o no. Tal vez no tengas nada que pedir, que sientas que es la vida la que ha de empujarte. Obsérvate, no te juzgues, es un trabajo de autoobservación.

Observa cómo creas tu vida, observa la energía que pones en lo que anhelas. Es parte del ejercicio. Puedes reírte de ti mismo pero es bueno que continúes el trabajo.

Ahora cierra los ojos e imagina que se cumpliera uno de aquellos sueños que has escrito. Imagina todos los detalles que puedas.

¿Cómo eres en la imagen? ¿Qué llevas puesto? ¿Cómo es tu humor? ¿En qué estás pensando? Detalla todo sobre ti.

¿Qué personas te rodean? ¿En qué situaciones? ¿Cómo son esas personas? ¿Qué piensan?

¿Cómo es lo que te rodea? ¿Qué lugar es? ¿Cómo es?

Pon atención en cada detalle y reconstruye la imagen claramente en tu mente.

Ahora piensa ¿qué estás pidiendo al cielo o al universo, tu petición real o aquello que has visualizado? ¿es posible que aquello que anhelas sólo sea un medio para lograr otra cosa?

La vida nos entrega aquello que pedimos, pero muchas veces no sabemos qué es lo que estamos pidiendo. Tú no deseas la mayoría de las cosas que has escrito, casi siempre deseamos lo que esas cosas nos traen. Esas realidades se convierten en un medio para obtener lo que queremos, pero cuando esto lo olvidamos nuestro ego deja de perseguir sueños reales y sólo busca objetivos que le hagan sentirse mejor consigo mismo, aquello que perseguimos se convierte en metas finales que nos entregarán el triunfo. Así nos sentiremos orgullosos de nosotros mismos, así las personas que nos rodean comprobarán nuestros triunfos.

Las personas no solemos buscar otra cosa sino triunfos para nuestra vida. Nos olvidamos de los demás, de las repercusiones de nuestros sueños, y sólo buscamos aquello que nos haga sentir realizados.

Es parte de la vida, anhelar, desear cambios, a veces milagros, pero esos cambios o milagros sólo nos beneficiarían a nosotros. Dejamos de ver la vida como un conjunto y sólo prestamos atención a nosotros mismos.

Observa esa lista que escribiste, esos sueños que tienes ¿a quién harían feliz? A ti seguramente, ¿pero a alguien más? Hay personas que piensan que sus sueños hechos realidad harían felices a sus familias, ¿esto es real? ¿todo lo que pides haría feliz a tu familia o es aquello que a ti te haría bien y también contempla a tu familia más cercana?

Aun así, podemos profundizar un poco más, ¿cuántas personas dejarían de tener hambre en el mundo si tus sueños se hacen realidad? ¿cuántas personas verían cumplidos sus sueños? ¿cuánta agua potable llevarías a lugares donde no la hay? ¿cuántas personas, niños y adultos sonreirían si tus sueños se hacen realidad? ¿cuántas personas se sanarían de sus enfermedades?

Ahora, honestamente, ¿tus sueños te hacen feliz a ti o pueden cambiar el mundo que vivimos?

Una persona es tan grande como grandes sean sus sueños. Así una persona que sueñe cambiar el mundo recibe el apoyo del Universo para que su vida cambie, para que sus sueños puedan hacerse realidad. Pero si nuestros sueños son pequeños, si nuestros sueños apenas nos harán felices a nosotros mismos, el apoyo recibido del Universo será mucho menor.

Si aún quieres cambiar tu vida para lograr aquellas peticiones que pusiste en el papel, tras este ejercicio, con tu mente limpia, anota todo aquello que observaste en tu visualización y cámbialo. Si te viste vestido diferente, comienza a vestir diferente, si te viste riendo cuando nunca ríes, comienza a reír, tu sueño es reír, tu sueño es ser como te visualizaste, no importa el cómo lo lograste, tu sueño es ser aquella persona que visualizaste, empieza a cambiar tu vida para que sea tal y como la imaginas. No esperes que aquello que pides al universo se cumpla sin que pongas nada de tu parte, prepárate mental, emocionalmente y físicamente para que eso que tenga que venir llegue. Y crea un plan, detallado, donde vayas cambiando tu realidad para ser la persona segura, confiada, tranquila, feliz que has visualizado tan claramente. Entonces tus sueños se acercarán a ti fácilmente, estarás preparado para recibirlos.

Cocrear con el corazón

Ahora vamos a cambiar el ejercicio para que mucha más energía llegue a nuestras vidas, coge la otra hoja de papel y el lápiz y céntrate de nuevo en ti. Con humildad escribe todo lo que anhelas, todo lo que sueñas en tu vida para poder servir a la humanidad.

Puede que sientas que necesitas una casa mayor para albergar otras personas, puede que sientas que necesitas más humildad para comprender que el mundo pueda necesitarte, puede que sientas que necesitas más respeto en ti y en los que te rodean, pide. Haz una lista de todas las peticiones que sientes ayudarían a toda la humanidad.

Recuerda, vives en un momento límite, en un planeta que sufre, miles de niños pasan calamidades, trabajan, miles de personas tienen necesidades, no es casualidad que hayas nacido en este planeta en este momento, no es casualidad que leas este artículo de los millones de artículos que hay en internet, pon tu energía en cambiar tu mente y pedir para poder ayudar a los demás. El mundo necesita tu colaboración igual que tú necesitas la colaboración de otras personas para avanzar.

Escribe al detalle todo lo que quieras tener para poder ayudar a la humanidad. Tienes cualidades que pueden ayudar a otros, no necesitas más. Es momento de un plan, incluye en ese plan crecimiento, estabilidad personal, pero un plan de servicio.

No esperes a terminar el artículo para escribir lo que creas, utiliza el empuje puesto en el artículo para hacer el ejercicio.

Imagina que una gran guerra puede amenazar a tu país, a tus vecinos, pide para poder ayudar a todos, no sólo a los que están lejos, no sólo ayudar a las personas que tienen dinero y puedan comprar lo que quieras venderles.

Siente toda la energía que recibes para llevar esto a cabo, para que estas peticiones se hagan realidad y pide con todo tu corazón para que este mundo cambie.



Siente esa energía, esa diferencia cuando ponemos nuestra mente en nuestros sueños y cuando ponemos nuestro corazón. Nuestro corazón no discrimina entre familiares, amigos, vecinos o extraños, ama por igual, nuestro corazón no discrimina en quién tiene que ayudar, sólo siente el deseo de dar.

Imagina que esos sueños se hacen realidad, imagina que logras aquello que has pedido. Cierra los ojos e imagina ese futuro donde aquello que anhelas se hace realidad ¿quién está en la cabeza de ese sueño? ¿estás solo o estás con gente? Cuando deseamos ayudar realmente, no estamos a la cabeza de los proyectos, sino que son proyectos compartidos con iguales nuestros, no tenemos cualidades ni estamos más capacitados que otros, no poseemos nada que otros no posean, estamos en igualdad, sintiendo amor, respeto, tranquilidad y seguridad en esta forma de vida. ¿cómo eres? ¿cómo vas vestido? ¿qué personas hay a tu alrededor? ¿cómo son esas personas?

Es posible que notes mucha diferencia entre esta imagen y la visualización que antes hiciste, sólo contempla los cambios.

Ahora vamos a analizar las peticiones. Vamos a realizar el mismo trabajo de autoobservación que antes.

¿Qué es lo que estás pidiendo? ¿Con qué objetivos? ¿Estas peticiones surgen de tu corazón, de tu mente, de tu ego?

Observa al detalle y se lo más honesto que puedas.

En tu proyecto de ayuda, ¿quieres ayudar a personas que te resulta cómodo ayudar, o quieres entregar tu vida a toda la humanidad? Todos los detalles que sirvan para conocer tus verdaderas razones a la hora de tener estas peticiones son valiosísimos porque te ayudarán a conocerte y a crecer.

¿Quieres estar sólo en tu proyecto? ¿A la cabeza?

No pongas límites a tus deseos, busca aquello que realmente anhelas y lucha por ello. Nada podrá impedirte que consigas lo que realmente sueñas, porque cuando una persona pide un deseo, todo el Universo se pone de acuerdo para que ese sueño se haga realidad. Todo se armoniza, tu vida cambia, todo se dirige hacia aquello que has pedido. Pero para tener claridad en tu mente, descubre por qué quieres lo que estás buscando, descubre qué deseos reales habitan tras tus peticiones.

*

Una vida en desarmonía es una vida creada desde el ego,

una vida en armonía es una vida cocreada desde el corazón.

*

Si realizaste el ejercicio ahora tendrás dos hojas con dos tipos de peticiones, primero unas peticiones realizadas desde la conciencia de nuestras necesidades, apoyadas muchas veces en lo que el ego necesita. Para tener una vida tranquila, más abundante, mejor. En esas peticiones aparecerán las carencias sin sanar en tu vida, casi siempre: prosperidad, salud, relaciones y autoestima. Estos son los mayores problemas que tenemos, y si viésemos una y otra lista no se diferenciarían mucho entre ellas, son muy parecidas las peticiones de las personas.

Y ahora tendrás una segunda lista donde escribiste todo lo que quieres cambiar en tu vida para que este mundo cambie. Es posible que te hayas sentido pequeño al hacer la lista, egoísta, es posible que no hayas sentido nada o no hayas puesto energía en ella, es indiferente. Lo importante es que hayas comprendido la diferencia entre pedir para uno mismo, pedir con un objetivo mayor.

Con cada papel en una mano siente la energía puesta en ellos, siente su diferencia. Uno puede estar más pesado que el otro, puede que los visualices energéticamente diferentes, incluso puede que veas agujeros o heridas en uno y en el otro veas luz. Sólo percibe. ¿Qué peticiones crees que son más fáciles que se cumplan por tener más energía?

Aquellos sueños más grades siempre son más fáciles de cumplirse. Aquellos sueños que implican a toda la humanidad siempre son más fáciles de hacerse reales.

Vivir es servir, la vida es servicio.

Todo lo que te rodea eres tú. La persona que sufre igual que la persona que es feliz, eres tú. Aprende a agradecer a aquellos que eligen situaciones de vida más difíciles que las tuyas, o más fáciles, porque esas personas te enseñan y te ayudan a superarte igual que tú a ellas.

Avanzar por la vida es colaborar, es caminar todos unidos. Este momento para la humanidad es un momento duro y es posible que, viendo cómo la historia nos enseña del presente, vayamos hacia momentos peores, crisis, guerras o polémicas internacionales, conflictos sociales y económicos. No hay que preguntar sobre el futuro al cielo, el futuro lo estamos creando en el instante presente, y según el día a día es muy probable que las tensiones y la gran epidemia de miedo que avanza entre la humanidad tienda a crecer más rápidamente, a no ser que empecemos a trabajar a nivel personal, entonces, ahora es el momento de poner toda nuestra energía en ayudar a toda la humanidad.

Hoy hay hambre en lugares donde antes no había, cada día nuevas enfermedades descubiertas y más personas en crisis emocionales, paro, guerras y relaciones kármicas que bloquean nuestras vidas rápidamente. Es tiempo de realizar peticiones poderosas que realmente cambien la vida, proyectos en grupo, trabajos que puedan cambiar la realidad de los lugares que vivimos y de las personas que nos rodean.

A veces un simple acto puede hacer mucho.

¿Qué deseas hacer con el regalo de tu vida para las demás personas?

Hoy regala una sonrisa, regala una palabra de amor, regala a un desconocido la oportunidad de recibir tu amor. Pide un deseo y que tu gratitud en forma de regalo a la vida, se convierta en la fuerza que lo haga realidad.

ImprimirEmail

Comentarios   

 
0 #6 Smithe340 06-06-2014 07:30
I'm really impressed with your writing skills as well as with the layout on your blog. Is this a paid theme or did you customize it yourself? Anyway keep up the excellent quality writing, its rare to see a great blog like this one these days.. eeedddcdcddfakc d
Citar
 
 
0 #5 Maria Inès 04-04-2014 18:45
Què bello este artìculo, estas palabras que estàn dentro del corazòn y tu logras expresar tan claramente ...transmiten el amor del Cielo, el amor que tanto necesitamos, el apoyo, la atenciòn a nosotros mismos y al mundo entero: el sueno de la edad del oro, Gracias Altair.
Felicitaciones por el nuevo "look" del sitio aunque me gustaba mucho la columna de antes que se movìa... Bendiciones para ti y para todos los que visitan este sitio. :-)
Citar
 
 
0 #4 yajaira 25-12-2013 17:43
Cito a elizabeth lopez:
:-) hola yo solo se k en este momento busko paz ,para mi corazon y paz para el mundo entero y ke siempre k alguien akuda a mi x bien o mal yo lo ayudare x k el bien ke tu haces se rekompenza kon una :-) SONRISA .....DIOS LOS BENDIGA

:lol: excelente reflexion...lo comparto por igual...dios bendiga a usted tambien.
Citar
 
 
0 #3 maria 18-12-2013 18:39
¿podeis hacer que los deseos se cumplan los dias de luna llena?
:cry::cry::oops:
Citar
 
 
+1 #2 nelly 07-09-2013 00:18
Veo como todos nos unimos juntos con un solo pensamiento, creando una llama de Amor. Haremos todos la alquimia, transformando el miedo en Amor, la necesidad en abundancia. Hay tanto para todos, somos tan felices.Y ahora nos sentamos juntos a reirnos de haber sufrido, por no saber como crear la felicidad. Somos sabios, conocemos nuestra escencia divina, somos divinos y eternamente felices. Vivimos en la tierra prometida junto a nuestro padre, madre Dios.
Hagamos realidad este, nuestro sueno.

Con Amor.
Citar
 
 
0 #1 elizabeth lopez 19-08-2013 08:12
:-) hola yo solo se k en este momento busko paz ,para mi corazon y paz para el mundo entero y ke siempre k alguien akuda a mi x bien o mal yo lo ayudare x k el bien ke tu haces se rekompenza kon una :-) SONRISA .....DIOS LOS BENDIGA
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Betting site http://cbetting.co.uk more info for Paddy Power Offers
UA-36269334-1